Biografía de D Vicente Rafael Moreno López


D.VICENTE RAFAEL MORENO LÓPEZ, nace en cabra en 1932.

Tras sus estudios Primarios y Medios, en su ciudad natal, realiza los de Magisterio en Córdoba.

En el Conservatorio Superior de Música de Córdoba, revalida los conocimientos musicales adquiridos bajo las enseñanzas de los Maestros Moral León y Rodríguez López, con brillantes notas y a un solo examen, como era en aquella época.

Tras los estudios de Magisterio fue Profesor del INSTITUTO AGUILAR Y ESLAVA,  durante algunos años. Nuestro Secretario fue alumno suyo en dicho Instituto por aquellas fechas.

Oposita al Magisterio Nacional y obtiene plaza en el mismo, siéndole concedido un primer destino una en Huelva, y es entonces, sin llegar a tomar posesión, cuando solicita la excedencia y se incorpora como docente al Taller Escuela Sindical “FELIPE SOLÍS VILLECHENOUS”, hoy Instituto de Enseñanza Secundaria, desde 1965 hasta 1998, en el que se jubila tras cuarenta años de trabajo.

Presidente del Centro Filarmónico, desde 1978 al 1986, al que perteneció desde su niñez y en donde aprendió a tocar el violoncello, de la mano del Maestro D. José Rodriguez López, enseñanzas estas que le llevaron a aplicarlas al Contrabajo y a la Guitarra baja, formando parte de su Orquesta de Plectro durante más de tres décadas..

Profesor de Solfeo y Director del Coro del Centro Filarmónico durante bastantes años, su imagen será recordada dirigiendo al Orfeón Filarmónico en la puerta de esta Casa Musical, cada 8 de Septiembre, para interpretar Amorosa Madre, del Maestro Rodríguez, al paso de María Santísima de la Sierra.

Nombrado Presidente de la Fundación “AGUILAR Y ESLAVA, el 11 de Noviembre de 1991, le toco actualizar una nueva situación jurídica e interna, tras la liquidación y cierre definitivos del antiguo Real Colegio de la Purísima Concepción. Como señaló en su incorporación a la Presidencia de la Junta del Patronato, “vengo a servir a Cabra en su institución más antigua”. Esa fue una constante que mantuvo hasta el 13 de Mayo de 1999 en que cesó en su cargo tras haber conseguido algunos de sus más aspirados propósitos como fue el mantenimiento del gran legado documental y patrimonial de la institución y sentar las bases para el desarrollo de proyectos que se materializarían mandatos posteriores.

Conferenciante y moderador en numerosas mesas redondas, sobre variados temas, en los que previamente se había preparado concienzudamente.

Su egabrensismo y su inquietud por los intereses de Cabra,le llevaron a formar parte del último Equipo de Gobierno de nuestra ciudad en la difícil época de la transición, 1975-1982, como primer teniente de Alcalde, así como concejal en varias ocasiones con la democracia.

Hombre de buen verbo. Amigo y respetado por todo el mundo, incluso por sus adversarios políticos. Hombre que sabe escuchar y dar una templada opinión cuando se la piden.

Educado, prudente, siempre a la escucha y poco hablador, aprendió numerosísimas anécdotas de personajes egabrenses, que le llevaron a conocer y comprender la idiosincrasia y curiosidades de su pueblo.

Su vasta cultura hacía que todos aceptáramos con interés sus disertaciones sobre la vida cabreña.

Hombre de gran Fe, formó parte del equipo de Gobierno de varias Cofradías, entre ellas la de nuestra Madre de la Sierra, durante una década. Fue el autor de la letra del “Himno a la Coronación”. Solía decir que, “indiscutiblemente” (como apostillaba en algunas de sus afirmaciones), esta (La Coronación) había sido no solo uno de los mayores hitos en su vida cofrade sino, junto a su familia, lo más importante que podía reconocer a lo largo de su existencia.

Amante de la literatura y de la investigación local, tiene en su haber varias publicaciones, casi todas de carácter religioso, como Semana Santa en los Pueblos de Córdoba, El Instituto de Formación Profesional “Felipe Solís”. Antiguo Taller Escuela, Fray Manuel Flores Leña. Estudio biográfico y análisis de su obra,  La Piadosa Hermandad y Cofradía del Santísimo Cristo del Socorro (Vulgo Silencio), Hermandad y Cofradía de Nuestro Padre Jesús de la Humildad y Paciencia, Aproximación a los compositores egabrenses e Historia del Centro Filarmónico Egabrense. Gracias a esta última publicación le fue concedido el premio Rosario López Muñiz

Hombre polifacético y muy vinculado a todo lo concerniente a su pueblo, durante la Cuaresma de 1999 dirigió y realizó el programa de Semana Santa “RESURRECCIÓN” en Radiolé, emisora de Cabra, y en la emisora Local “RADIO ATALAYA” dirigió y realizó el programa de entrevistas “MI PUEBLO, SIN IR MÁS LEJOS”.

Fue denominado EGABRENSE DEL AÑO por el periódico local EL EGABRENSE, EN EL AÑO 2003.

Colaborador de los periódicos LA OPINIÓN, EL EGABRENSE Y CABRA SEMANAL, ha pregonado la Semana Santa Egabrense y las Fiestas de Septiembre en honor de María Santísima de la Sierra, además de las fiestas de San Rodrigo Mártir y la Romería de Transportistas y Conductores.

En Moriles hizo los pregones de sus Fiestas en Honor de la Virgen del Rosario y la V Cata de sus vinos

Las enseñanzas de su “maestro” Francisco Molina Benítez, fueron siempre una de las constantes que él mismo señalaba como valores aprendidos y que supo transmitir en su vida como profesor.El temple con que se caracterizó toda su vida, lo hacía patente en sus clases de Lengua Española, Educación Física, Formación Humanística, como se llamaba entonces a la asignatura de Historia, y alguna que otra asignatura más. Esta templanza con sus alumnos, compañeros, amigos, le hizo ganarse el respeto de todo el pueblo de Cabra. Siempre fue D. Vicente Rafael. Un don ganado a pulso, con humildad, sin jactancia. Hombre cuya opinión siempre era muy importante.

En el año 2015, Vicente Rafael fue nombrado académico correspondiente en Cabra, de la Real Academia de Ciencias, Bellas Letras y Nobles Artes de Córdoba, lo que supuso un notable reconocimiento a su intensa trayectoria cultural, personal y profesional, con un discurso en el que realiza un estudio biográfico y un análisis de la obra del Padre Fray Manuel Flores Leña.

De entre las actividades en las participó, destacó siempre su vocación de servicio a Cabra y a cuántas instituciones le tuvieron como colaborador incansable. Su fidelidad y constancia fueron otras de las virtudes que adornaron su manera de ser, siempre tranquilo, paciente, dialogante y templado. No le faltó nunca la serenidad que transmitía, visible desde su manera de hablar, propias de un hombre bueno de profundas convicciones e impregnado de un humanismo cristiano que supo transmitir a cuántos tuvimos la dicha de conocerlo y recibir de él muchas de sus enseñanzas.

Recordamos con especial afecto sus consejos, recibidos desde la humildad y la bondad que le caracterizaron y que siempre estuvieron encaminados a mejorar y a colaborar desde su gran experiencia y sabiduría. Todas estas y otras muchas, fueron características de su personalidad, firme y cercana, que le hicieron granjearse y gozar de buenos amistades a las que trató con sincera y afectuosa cercanía.

Gracias, profesor, maestro, amigo

Descanse en Paz.

Vicente Rafael 1

 

Biografía elaborada por : D.Francisco Olmo Osuna

 

16 octubre, 2018
X
Ir a la barra de herramientas