Alumnos de 2º de Bachillerato B han representado el Mito de la Caverna de Platón en la materia de Historia de la Filosofía, a cargo de D. Eustasio Moreno. Ha sido el propio alumnado el que ha guionizado la alegoría platónica y ha preparado una puesta en escena sorprendente.

En dicha alegoría, Platón presenta diferentes grados de conocimiento, que van desde la ignorancia más absoluta, incapaz de ir más allá de la percepción de los sentidos y las apariencias (representado en el mito por los prisioneros que confunden las sombras con la realidad), hasta el verdadero conocimiento, fundado en la razón (representado por el prisionero que escapa de la caverna y contempla la Idea de Bien, que lo habilita para el ejercicio de la política, que para los griegos no consiste sino en la búsqueda del bien común).

Un mito que resulta más pertinente que nunca en estos tiempos posmodernos donde la apariencia sustituye a la esencia y la superficie vela el fondo. Un caldo de cultivo perfecto para la proliferación de fake news, bulos, desinformación, timos publicitarios y maneras populistas de hacer política.

Sin el uso del pensamiento crítico estaremos a merced del engaño y la manipulación. Viviremos en el fondo de la caverna platónica, como ciudadanos-sombra, creyendo a ciegas la información que nos suministran las redes sociales, mecidos por el vaivén de las emociones a las que hábilmente apelan sus algoritmos. Una vía directa hacia la polarización y la radicalización, que parecen colonizar el pensamiento de una ciudadanía que se ha ido al blanco o al negro, dejando vacío el fértil terreno de los grises, donde normalmente se halla la verdad. Si no vemos más allá del envoltorio caeremos en la trampa del prejuicio y la ignorancia. Y ya lo advirtió Maquiavelo: “todos ven lo que aparentas, pero pocos ven lo que realmente eres”.

A eso aspiramos en filosofía; a ver detrás de la máscara.

Desde aquí felicitamos al alumnado por la magnífica representación que ha llevado a cabo.

Os dejamos algunos cortes. ¡Hasta la próxima!